sábado, 8 de marzo de 2008

La Gata Loca


La Gata Loca o Krazy Kat es una tira de prensa o tira cómica (comic strip) creada por George Herriman, y que se publicó en periódicos estadounidenses propiedad de William Randolph Heart entre 1910 y 1944. El nombre de la historieta es también el del personaje principal de la tira. En Latinoamerica se ha traducido en ocasiones como La Gata Loca.

Producido por Famous and Paramount Cartoon. En el Perú se transmitía por Canal 2 (la primera señal, no Frecuencia Latina, los sábados al caer la tarde, eso ocurría a mediados de los setentas. Transmitido por PANTEL durantes las tardes de lunes a viernes al comienzo de la década de los ochentas.

Todo comenzó en 1910, cuando George Herriman (1880-1944) dibujó a una gata golpeada por un ladrillo que había lanzado un ratón para llenar el espacio en blanco de la historieta en la que por entonces trabajaba. Eso fue suficiente para que, además de magullada, la víctima quedara flechada por la perversa puntería de su panzón opresor. El idilio continuó durante tres años hasta exigir su propia tira cómica: COCONINO. Se cimentó así uno de los romances más insólitos del mundo del cómic y la animación, dominado por el signo tanático del amor-odio, o, dicho a nuestro modo, del amor cholo. El primer impacto del primer ladrillo en ese inmaculado cerebro felino fue el Bing-Bang, no sólo del árido y surrealista condado de COCO-NINO (supuestamente ubicado en Arizona) y sus excéntricos habitantes, sino también, y sobre todo, de un amor que representa la utopía misma del sadomasoquismo.

Y es que, en realidad, La Gata Loca, traicionando el instinto aventurero de su especie, será de Ignacio hasta la muerte; y cómo no ha de serlo, si cada ataque (cada prueba de amor) la hace literalmente ver estrellas, quitándole en razón lo que gana en afecto. Bondadosa hasta la santidad (o hasta la estupidez), la amorosa e inocente minina será siempre antídoto y ejemplo para contrarrestar las perfidias del malogrado roedor, ambicioso, egoísta, cínico, violento, revoltoso, corrupto, misógino y antisocial. En resumen, un antihéroe de verdad.
Un clásico de la historieta
Considerada como una de las obras maestras de la historieta, empezó a ser producida como dibujo animado a partir de 1916, y se llegaron a realizar muchas películas mudas tomándola como base. Obviamente, la versión que la mayoría conoce es más moderna*, pero mantiene básicamente los cambios con los que el mismo Herriman distinguió al cómic de la serie animada, suavizando principalmente la implícita crítica social, simplificando los diálogos, reduciendo la cantidad de personajes y, oh escándalo, anulando esa ambigüedad sexual que en la historieta tenía La Gata (y que posibilita la indeterminación del género de su nombre en inglés: KRAZY KAT). Una gata entonces definitivamente femenina, sin conflictos de identidad, abocada como siempre a su adorado ratón y al éxtasis de sus ladrillazos, protagonista eterna de una trama simple pero mágica, deliciosamente absurda, mártir de un amor sublimado, reprimido, pero peligrosamente latente en muchos subconscientes.

La productora de esos dibujos se llamaba "king Features", y con cada episodio de La gata loca hacían a continuación otra serie de militares un poco disparatada en la que había un sargento con muy renegón. Se llamaba " Beto El Recluta y Tapón", también por cierto muy chistosa.

Una ración de realidad elevada a la enésima potencia de lo absurdo y de lo divertido, una fábula mestiza dónde nada es gratuito y que puede tambalearte de un extremo al otro. Esta es la excelentísima obra de este castizo autor, que con los años se ha vuelto única e irrepetible. Una lección que abrió camino a generaciones posteriores aunque en su momento fuese básicamente ignorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí