miércoles, 19 de diciembre de 2007

Infierno en la Torre: Cine Catástrofe



The Towering Inferno, en latinoamérica Infierno en la torre, es una película de 1974 basada en las novelas The Tower (La torre) de Richard Martin Stern y The Glass Inferno (El infierno de cristal) de Thomas N. Scortia y Frank M. Robinson. Probablemente la mejor de las películas de catástrofe. Ganó tres Oscar y fue nominada a cinco más.

El edificio más alto del mundo acaba de ser construido en San Francisco, y se organiza una fiesta con numerosos invitados en la sala de baile situada en la planta más alta del edificio. Antes de la celebración, el promotor del rascacielos (William Holden) se entera de que su yerno (Richard Chamberlain) ha introducido modificaciones en los detalles técnicos del edificio, con el propósito de emplear materiales de menor calidad. La fiesta ya ha comenzado, cuando saltan chispas en la instalación eléctrica de uno de los pisos, y se origina un incendio que se propaga rápidamente a los pisos sueriores. En un edificio tan alto los bomberos no pueden controlar un fuego de esa magnitud, por lo que intentan evacuar a los invitados de la fiesta de todas las maneras posibles. El jefe de bomberos (Steve McQueen) dirige las operaciones y está en contacto con el arquitecto del edificio (Paul Newman), quien le explica las características del rascacielos. Ante una situación cada vez más desesperada, el arquitecto tiene una idea que tal vez resulte.

Aparte de la espectacularidad de algunas escenas y el suspense que provoca en el espectador, el filme brindó la oportunidad de ver tras un largo paréntesis a viejas estrellas como Fred Astaire, famoso en los años 30 y 50 del siglo XX, o Jennifer Jones. William Holden hizo también en ésta película una de sus últimas apariciones cinematográficas.

Aquí en el Perú se estrenó en junio de 1975, fue un gran suceso, los cines de Lima se abarrotaron de gente. Eran tiempos que ese tipo de película llenaban salas enteras y la reventa ilegal de entradas era un gran negocio. Era la moda en realizar films de temas catastróficos, Tiburón y Terremoto eran también buenos ejemplos de este tipo de cine. Como género, el cine catástrofe es uno de los más despreciados. No es difícil comprender el por qué; se trata de un género que se basa en los efectos especiales y, mientras tarda en llegar la gran secuencia de FX hay un enorme y largo relleno de drama de stock protagonizado por estereotipos.

El director de esta película fue Irwin Allen. Él era un productor y director que había obtenido un modesto éxito con Viaje al Fondo del Mar (1961), la que luego terminaría por adaptarla como serie de TV, y comenzaría una larga trayectoria como productor televisivo. De esa epoca datan la series Viaje al Fondo del Mar (1964 - 1968), Perdidos en el Espacio (1965 - 1968), El Tunel del Tiempo (1966 - 1967) y Tierra de Gigantes (1967 - 1970). La series de Allen se basaban en ciencia ficción, y terminaban por ser flagrantes copias de otros clásicos (20.000 Leguas de Viaje Submarino, Robinson Crusoe, La Máquina del Tiempo o Los Viajes de Gulliver), con presupuestos mínimos, conceptos científicos atroces y guiones terribles. El éxito de Allen se basaba en la fascinación del público por la idea que él vendía, pero con el tiempo ni los ratings ni los ejecutivos de los canales terminaban por soportar los bajos niveles de calidad de sus productos. Decidido a dar el gran paso, Allen regresaría al cine; casualmente el éxito de Airport (1970) le daría la señal de que el público gustaba del cine catástrofe, y se lanzaría con La Aventura del Poseidón (1972) en el género.

Con Infierno en la Torre, es la segunda incursión de Allen en el género. Y posiblemente sea la mejor de las películas de desastres de los 70. La génesis del proyecto fue algo curiosa; con el cine catástrofe en boga, la Warner adquirió los derechos de la novela The Tower, para descubrir que 8 semanas después Allen había comprado para la Fox la opción sobre el libro The Glass Inferno. En The Tower, un terrorista suicida detona una bomba en la base de un edificio mientras una fiesta VIP se desarrolla en el penthouse del mismo y los invitados quedan atrapados. Mientras, en The Glass Inferno la baja calidad de los materiales de construcción es alertada por el arquitecto del edificio mientras un incendio comienza a devorar el rascacielos. Como las tramas eran parecidas, la Warner y la Fox se aliaron y pusieron a Allen a cargo del proyecto. Allen trajo al guionista Stirling Silliphant (premiado por la academia por el libreto de In The Heat of The Night), que se puso a mezclar historias y personajes de las dos novelas, amén de aportar ideas originales.

Infierno en la Torre es larga, excesiva y pretensiosa como todas las películas de cine catastrofe. Dura dos horas y media que, a pesar de un buen ritmo, terminan por sentirse. El film realiza unas cuantas cosas bien: no hay demasiadas historias - al contrario de las interminables parejas de viejitos enamorados, esposos engañados, ladrones, suicidas, etc. que suele ofrecer el cine de aeropuertos -; a los pocos minutos de iniciada la película ya estamos involucrados con el siniestro; la evolución del mismo tiene cierta tensión; hay algunas muertes sorpresivas y espectaculares; hay unas cuantas buenas actuaciones; y no satura demasiado al espectador con ridículeces. El problema es que en su fase intermedia, cae en todos los clisés y las fallas que se le atribuyen al cine catástrofe. Cuando la Sra. Mueller baja a rescatar a la madre sorda y sus hijos, uno se agarra la cabeza. Es una escena terriblemente mala, predecible, absurda, seguida de la clásica prueba muscular del género - donde una escalera o puente se desmorona y todos los actores pasan de un modo interminable por dicho obstáculo -. Pero después retoma bastante bien el ritmo y se deja ver.

Actores:
John Guillermin
William Holden
Faye Dunaway
Robert Wagner
Fred Astaire
Susan Blakely
Steve McQueen
Paul Newman
Richard Chamberlain
Jennifer Jones
Robert Vaughn






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí