miércoles, 28 de noviembre de 2007

Las Bandas Sonoras: Alma de las Películas


"La música es una herramienta necesaria en la ejecución de cualquier film y las películas no sólo se ven, también hay que escucharlas". Se ha comprobado que una película por mejor hecha que esté siempre deberá de tener su banda sonora, su soundtrack para estar completa. Se realizado una serie de estudios y ensayos en los que una escena de una pelicula de terror x se le ha reemplazado el tema musical o efecto sonoro por otro que llame a lo cómico. El resultado es sorprendente, una misma escena terrorífica puede resultar hasta cómica con solo el cambio de cortina musical.

Técnicamente banda sonora es toda la parte sonora y resultado de la edición de diferentes pistas de sonido, ya sea palabras, sonidos y música de una obra o que la acompaña en paralelo. Normalmente, en cambio, y con algunas raras excepciones, el término alude solamente a la música de un film o a la comercialización de los temas musicales de una obra como videojuegos, programas de televisión y radio. Desde un punto de vista musical, se entiende como banda sonora original aquella música tanto vocal como instrumental compuesta expresamente para una película, cumpliendo como función la de potenciar aquellas emociones que las imágenes por sí solas no son capaces de expresar. Compositores famosos de bandas sonoras son algunos nombres como Ennio Morricone (El bueno, el feo y el malo, La misión) o John Williams (Tiburón, La guerra de las galaxias o Indiana Jones).

La banda sonora de una película en su sentido más físico puede ser de dos tipos: magnética u óptica. En el primer caso, una o varias bandas de grabación magnética discurren por los bordes de la tira de película. Al ser leídas estas líneas por un aparato en sincronía con la proyección, se generan los sonidos de una manera parecida a como lo haría un lector de cassettes. En el caso de las bandas sonoras ópticas, se trata de zonas de oscuridad y luz en uno o dos lados de la cinta del film. Las distintas intensidades de luz, se convierten luego en impulsos eléctricos creando el conjunto de la banda sonora.
También se utilizan, aunque no tan frecuentemente aún, sistemas de sonido digital, basados en puntos sobre la película que se convierten por diversos métodos, algunos todavía experimentales, en sonido.

De esta manera, y con predominantes de la música y el sonido, las grandes compañías del cine se lanzarón a una producción desenfrenada de películas con canciones, musicales completamente e incluso con baile o sólo de baile. El público se volvía loco por la novedad. Era el music hall para todos, el teatro de variedades para el universo entero...

El hecho de que el cine, prácticamente desde sus comienzos, fuera acompañado por música (pianistas, orquesta o Wurlitzers), significó con la llegada del sonido en todo un problema y luego en uno de los aportes más completos a la estética del cine. Las primeras películas sonoras siempre tenían la música en forma de obertura, canciones y alguna que otra música saliendo de lugares verosímiles (radios, orquestas, etc.). La gran pregunta era: ¿De dónde sale la música, como se van a creer una película donde la música no sale de ninguna parte? Por esto, si una escena romántica necesitaba música de violín, se realizaba la escena en un parque, para que al principio apareciera el violinista en una toma. Este hecho, para algunos caprichoso, duró hasta entrados los años '40, cuando Hitchcock, dirigiendo Bote Salvavidas, decidió no utilizar música porque: ¿De dónde podría provenir ésta en medio del mar? A lo que David Raksin, el compositor, le respondió: ¿De dónde vienen las cámaras?


La música en el cine comienza realmente con la obra de aquellos europeos exiliados que llegan a Estados Unidos buscando trabajo, y lo consiguen en el naciente cine sonoro. Korngold, Steiner, Waxman, Tiomkin son nombres recordados por toda la historia del cine.

Aunque desde los años 60 la música del cine comenzó a funcionar como un fin comercial para vender discos (especialmente tras el éxito de los Beatles), la mayoría de los filmes no dejaron de tener bandas sonoras "incidentales" que fueran complemento a la acción dramática. Así lo hicieron compositores que habían alcanzado sus obras maestras en los años anteriores, ahora realizando aportes interesantes, pero quizás menos valorados. Este es el caso de Bernstein, Raksin y sobre todo Bernard Herrmann, probablemente el gran genio de la música cinematrográfica.

En los últimos 30 años algunos compositores de renombre le han dado nuevas valoraciones por parte del público a las bandas sonoras (como John Williams, Jerry Goldsmith, Hans Zimmer, James Newton Howard, Danny Elfman, James Horner o Ennio Morricone) y algunos discos aún siguen vendiéndose por millones (como El Rey escorpión y la canción de "I Stand Alone" de Godsmack).

La evolución constante de la ingeniería acústica hace que cada día los músicos se exijan más a sí mismos y a los productores. Ya no basta con la “música de pantalla”, ahora los realizadores cuentan con las posibilidades del estéreo para resolver la ubicación de un personaje en "off" (su voz o sus ruidos pueden sonar a la derecha, izquierda, o detrás de¡ espectador), sin necesidad de cambiar la posición de la cámara. Como ejemplo de las posibilidades del Dolby podemos citar la secuencia del ataque de los helicópteros sobre la aldea vietnamita de “Apocalypse now” (1977), de FF Coppola, la famosa "Cabalgata de Walkyrias", que sonaba como música diegética en el canal de sonido-on (pantalla), iba pasando paulatinamente a todos los canales de la sala conforme iban sucediéndose las explosiones. La excelente mezcla posibilitaba que los ruidos del "napalm", de los helicópteros y de los disparos, fueran justificando el “crescendo” dimensional hasta que se convertía en música "on" y "off" al mismo tiempo.



Existe una muy buena página para que explores este mundo fascinante de la música para péliculas , así también un listado detallado de los mejores soundtracks de todos los tiempos. El sitio se llama Cuando Calienta el Blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí