sábado, 17 de noviembre de 2007

La Pandilla Basura: La Asquerosidad en Stickers

La Pandilla o Familia Basura (The Garbaje Pail Kids) se creó por una compañía americana llamada The Topps Chewing Gum Company, desde 1987, eran unos stickers, mas de 600 en total que comenzaron a venderse como "pan caliente " en puestos de periódicos y librerías, esto hasta 1989. El albúm de figuritas fue por el año 1992, viendo el éxito obtenido en la venta de stickers, Editorial Navarrette edita el album con cromos bien logrados (208 figuritas) que eran autoadhesivos y a full color.

Las tarjetas eran pintadas en un tamaño de 5 pulgadas de ancho por 7 de largo, el doble del tamaño al que serían publicadas. Las técnicas más usadas eran la pintura de acrílico y aerógrafo y jamás podían ser firmadas, debido a una restricción de la compañía. Ésta, además, se quedó en su poder con casi todos los originales. De hecho, las únicas pinturas recuperadas fueron aquellas que debían ser corregidas y sólo así los autores pudieron mantener en sus manos algunos bocetos y pruebas de color. De cada tarjeta se publicaban dos con distintos nombres –así, por ejemplo, la tarjeta 164 de la serie 4 se llama Teddy Bear en la lista A, y en la B se le llamó Salvatore Dolly- estrategia que además de original le aseguró a la TOPPS una ganancia calculada de aproximadamente 64 millones de dólares (recuento hecho cuando la serie apenas iba como a la mitad así que saquen sus cuentas). Los artistas ocasionalmente proponían los nombres, pero era la compañía la que al final decidía cuáles se quedaban.

El reverso de las tarjetas incluía chistes y pasatiempos con los sucios personajes de las series, y piezas que daban forma a un rompecabezas de los personajes más populares.La serie se volvió un éxito inesperado para la TOPPS. La doble parodia –por un lado, la burla de los archifamosos CPK y por otro el juego con nombres propios; además del uso de un humor escatológico y gore pasaron la prueba del público gringo. Algunas dulcerías de la época reportaban ventas estratosféricas en la etapa de mayor éxito de las Garbage. Algunas llegaban a vender la friolera de 500 sobres por día. El precio era de 50 centavos de dólar y el paquetito contenía 5 tarjetas y un chicle rosa con sabor a polvo y cartón duro.

Me acuerdo que mis sobrinos juntaban esa basurita. El truco de la venta masiva era la prohibición. Hubo una gran requiza en colegios en todo el páís. Se decía que fomentaba la rebeldía y el tener apego a realizar actos que se alejaban de la moral, el civismo y las buenas costumbres. En los niños era divertido, no así en los mayores, padres y educadores. En realidad tenían razón. Ese album no llenaba nada, era una oda a la asquerosidad. Hago mención de eso porque desde ese tiempo que los chicos se divierten viendo o escuchando escenas groseras, tanto en películas como hasta en dibujos animados.

Está muy de moda oir pedos y eruptos en los comics o series de televisión. Si bien es cierto, son actos biológicos e inevitables, no deben ser puestos en vitrina para crear según sus creadores, risa o entretenimiento. Pienso que hay otros recursos.

Los cromos de The Garbage Pail Kids eran muy chocantes, fue la primera vez que se realizó este tipo de colecciones. Hasta me acuerdo que hicieron una película...que asco...!para rematar, hay tambien calcomanías y videojuegos.

Todavía existen en el mundo clubs de fans, admiradores y seguidores de estos mounstritos de la cochinada. Ahora ya mayor y con hijos, no permitiría ni siquiera por juego a mis hijos que tuvieran en sus manos tremenda basura impresa.

1 comentario:

  1. Recuerdo ese album, mis compañeros de 2do de secundaria cambiaban figuritas entre ellos y no entendía ni hoy entiendo porqué les divertía tanto. Son unos criminales los empresarios que ganan dinero embruteciendo a la juventud. Solo queda a los padres estar atentos a formar con valores a sus hijos.

    ResponderEliminar

Haz tus comentarios aquí