viernes, 21 de septiembre de 2007

Augusto Ferrando: "No nos ganan.."

Creo que los que tuvimos la suerte de vivir en la época en la que Augusto, juntamente con sus inseparables compañeros en Trampolín a la Fama, Violeta Ferreyros, la gringa Inga, Leonidas Carbajal y Felipe Pomiano (comúnmente conocido como Tribilín), concordamos en que esos lindos tiempos merecen ser recordados.
Augusto Ferrando Chirichigno nació en Lima, 15 de enero de 1919 fue un popular presentador de la televisión peruana de larga y controvertida carrera.
Condujo durante 30 años el popular programa de concurso Trampolín a la fama y fue gestor de la La Peña Ferrando, revista cómico-musical que por más de una década recorrió los barrios de Lima y provincias con un grupo de jóvenes talentos como Guillermo Rossini, Miguel Barraza, César El Loco Ureta, Román Gámez El Ronco y reconocidos cantantes criollos, entre ellos Lucha Reyes. Me acuerdo que su programa era parte de otro programa gigante que se transmitía pot TV desde las 13:00 hasta las 20:horas, se llamaba PERU, seguido del año en se transmitía, por ejemplo Perú 67. Después de fenecido el programa tomó notoriedad al convertirse de espacio a ser un programa de dois horas de duración. Pertenecía a ese grupo selecto de personajes de la tele que sin haber estudiado para trabajar frente a cámaras, lo hacían de una manera sobresaliente. Norma Belgrano, Pepe Ludmir, Ernesto García Calderón, Humberto Martinez Morosini, Alfonso Tealdo, Luis Angel Pinasco, César Miró, era una generación de maestros de la televisión que hasta ahora no ha sido superada.
Gran aficionado a la hípica -no en vano nació en el Stud Alianza- inició su carrera de locutor hípico con apenas 15 años. Su particular estilo, estentóreo y vibrante, lo llevo a ser catalogado como el principal locutor hípico del país.
En 1967 llegó a Panamericana Televisión para conducir Trampolín a la fama. Fue el programa de mayor permanencia de la historia de la televisión peruana.
Se trataba en apariencia de un concurso para cantantes y humoristas aficionados pero en realidad era un show de Ferrando el cual improvisaba y bromeaba con los concursantes y los demás integrantes de su elenco de animadores. Como los participantes provenían en su mayor parte de sectores humildes y Ferrando solía hacerles bromas pesadas que los concursantes sufrían con la esperanza de recibir algún premio, el animador fue criticado por su estilo cada vez más anticuado y hasta racista conforme fue evolucionando la sensisibilidad social.
Ferrando también destacó como conductor de programas en Radio Central y participó en numerosas campañas de apoyo a sectores pobres.
“No nos ganan, por mi madre que no nos ganan”, era una de las populares frases de Augusto Ferrando, uno de los íconos de la televisión peruana. Tuvo una experiencia muy desagradable en vida cuando se le invitó al programa Fuego Cruzado que supuestamente era un homenaje por sus años de trayectoria. Para mala suerte del zambo estuvo entre el panel acusador Martha Hildebrandt y Magaly Medina, sus mas férreas detractoras. Al final el negro se picó y lo hicieron llorar....así no se vale.
Su muerte, a los 80 años, en la ciudad de lima, el 1° de febrero de 1999 dio lugar a una multitudinaria manifestación de pesar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí